Review: Paleta de Gwen Stefani de Urban Decay

Como dije hace poquito, cumplí 30 y entre los regalos tocó uno muy especial: mi pareja confabuló con mi fellow geek para que me traiga de su viaje la paleta de Gwen Stefani, cómo no adorarlos <3 él se pasó por la excelente elección y ella por toda la logística, quiero-los sepanlonnn 🙂 En fin, basta de cursilerías porque tengo 15 colores por delante para swatchear y comentar.

Empecemos de afuera hacia adentro, esta paleta es divina en cada uno de los detalles. La caja blanca y dorada que la contiene creo que nunca la voy a poder tirar. Una vez abierta encontrás la paleta y 4 muestras de los labiales de Gwen Stefani de regalo. Un lindo detalle y una tentación tremenda, ya estoy viendo cómo conseguir, al menos, dos de esos colores.

La paleta es pesadita, un packaging de excelente calidad y la tapa imantada que cierra a la perfección. Tiene un espejo grandote y en una esquina dice “Magic’s in the makeup“. Se nota que pensaron cada detalle minuciosamente y es un verdadero placer descubrirlos. No trae pincel, no me molesta mucho porque rara vez uso los pinceles que traen las paletas, creo que si tendría uno medio pelo restaría más punto que el hecho de no traer pincel.


Los colores, aaay mamita, los colores. Si estás a punto de invertir en una de estas paletas y no sabés si comprar la Naked 1, 2, 3, Smoky o alguna con colores fuertes como Mi Vida Loca de Kat Von D, te sugiero esta porque tiene TODO lo necesario, colores suaves para el día a día, sombras de transición para los smokey, algunos colores fuertes para cuando necesitás un full-glam, diferentes texturas, etc, juro que esta hermosura tiene todo.

Ahora sí, sin más habladurías, pasamos a los swatches, hice 3, uno por cada fila de colores.

De izquierda a derecha, empezamos por Blonde, apeeenas se ve en este swatch, así que me van a tener que creer que es DIVINO. Es un iluminador sutil con un nacarado rosado. Seguimos por Bathwater (temún, escuchá acá) es una sombra con un poco más de brillos, muy natural, ideal para iluminar los lagrimales. Skimp es un color base, muy pigmentado, me encanta para abajo del arco de la ceja. Steady oh, mama! un color durazno subido de tono, con brillos simiares al Bathwater. Y por úlitmo, uno de mis favoritos de la paleta: Punk es perfecto como sombra de transición para los smokey oscuros, matte, recontra pigmentado, no sé cómo encasillar este color, simplemente perfecto.

Esta fila es como si las Kardashian hubiesen colaborado en la Shade and Light de KVD. Baby es un tono champagne con un poco de rosa. Anaheim es un beige matte que voy a usar mucho para marcar el crease y darle profundidad al párpado. Stark es la sombra base ideal para mezclar bien los colores y que queden bien esfumados. Zone es chocolate en polvo, de los más pigmentados de la paleta, ideal para cuando querés maquillarte mucho pero disimularlo, uds me entienden. Serious, me voy a casar con este color, gris intenso con destellos ro-sa-dos.

La úlitma fila es la más divertida, tiene los colores más famosos de la paleta. Detallo: Pop, un rosa bebé con mucho brillo. Harajuku (Fun fact: las Harajuku Girls son las 4 japonesas que aparecieron en varios videos con Gwen) este color es la “decepción” de la paleta, es un rosa intenso, pero al aplicarlo queda bastante sheer, igualmente lo prefiero así porque lo deja más usable. Danger, nunca pensé que iba a necesitar un azul eléctrico casi metalizado, pero sí, lo probé y no puedo vivir sin él. Es casi negro, pero si se aplica con un pincel un poco húmedo se va todo al carajo y queda un color intenso, para meter un smokey y comerse al mundo en 2 panes. 1987 es un dorado muy diferente al que viene en otras paletas, es un poquitín más apagado, tiene un fondo verde, como un dorado viejo, no sé, es diferente y pechocho, como para sentirse Cleopatra. Y por úuultimo Blackout un indispensable en una paleta así, negro mega negro y si prestan mucha atención capaz que le encuentran un brillito a este color matte.

Esta paleta es un golazo, no podría ser más linda y completa, la fórmula es muy fácil de manejar y esfumar. La calidad es excelente con una duración de otro mundo, limpiar los swatches fue realmente un trabajo para los colores matte y más oscuros. Aplausos para la capa de Gwen <3

Yapa, los swatches de las muestras:

Firebird, cremoso como el creme brulee de mi vieja y pigmentado como… algo muy pigmentado.
Ex-Girlfriend, un champagne sheer, como para cuando se pusieron todas las sombras a la vez.
714, un rojo tirando a anaranjado con textura “mega matte”, ya lo quiero probar en los labiosss.
Rock Steady, es un rojo azulado cremoso, divino, perfecto, mándenme 3.

En fin, Gwen Stefani es una capa, la amamos. Punto.

4 Comments

  • Jajaja me encantó el final! jajaja! Mi hermana se va para España el mes que viene y estoy armando una.. “listita” (seguramente sea bastante extensa más bien..pero en fin..) con cosas que no encontramos por acá..esta paleta podría entrar en la lista…
    Son unas genias! Sigo leyendolas!! 😉
    Besitoss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *