Máscara The Falsies Push Up Angel

Push Up Angel

Se agrandó la familia de The Falsies de Maybelline con el nuevo lanzamiento Push Up Angel, una máscara que promete una mirada angelical (?)

Como recordarán la primera versión de la Push Up no me gustó para nada por lo tanto no tenía demasiadas expectativas al respecto, pero me sacrifiqué por ustedes y aquí tienen su review!

La estoy probando hace unos 20 días y la versión que probé es la a prueba de agua.

¿Qué nos promete?

“El nuevo cepillo Push Up extiende las pestañas hacia los lados mientras las levanta y aumenta su volumen desde la raíz. La fórmula de la máscara ayuda a fijar el look de las alas desplegadas.

Enigmático.

La fórmula

Creo que es de esas pocas máscaras que ya de entrada funciona bien. No es ni demasiado líquida ni llena de grumos, pero tampoco tiene nada que la distinga de las otras fórmulas de Maybelline (que a mi particularmente me encantan). Por lo tanto toda la diferencia la va a hacer el aplicador.

Es a prueba de agua tal cual lo dice, aguanta sesiones extenuantes de spinning y el ocasiona llanto hormonal del mes.

El pincel

push up angel

Bueno, más que pincel es un peine. Muy minimalista, con un par de filas de “dientecitos” que van de largo a corto con una forma de arco.

Enigmático x2.

Al ser tan chico da un poco de trabajo lograr un efecto que se note pero también da mucha precisión. Es uno de esos aplicadores ideales para las pestañas de abajo.

Los resultados

No noto demasiada diferencia en el volumen pero si en el largo. Peina muy bien las pestañas, las deja separadas, largas y bien negras. En principio yo pensaba hacer una batalla entre la Push Up Angel y la Butterfly Sculpt pero realmente los resultados son opuestos y me parecía que no son muy comparables.

Mientras la Butterfly Sculpt da mucho volumen, drama y no tanto largo, la Push Up Angel da mucho largo, separación y un efecto bastante natural. Pero en la variedad está el gusto y siempre está bueno tener para elegir.

 

Y como no podía ser de otra manera les dejo el registro gráfico del antes y después para que saquen sus propias conclusiones. En el antes ya tenía las pestañas arqueadas con el arqueador.

Como ven el efecto es muy natural pero no por eso deja de enmarcar muy bien la mirada.

Debo decir que a pesar de no tenerle nada de fe me sorprendió positivamente y la estoy incorporando en mi día a día cuando quiero algo más bien tranqui.

Así que ya saben, si quieren ser un ángel de Victoria’s Secret(?) pueden empezar por probar esta máscara y tener esa mirada angelical.

¿Ustedes ya la probaron? No se olviden de contarnos que les pareció en los comentarios 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *