10 consejos para reparar el pelo profundamente dañado

Hace unos meses fui a la peluquería a hacerme las californianas, obvio, quería algo sutil, apenas un tono menos y en las puntas. Como pasa siempre, la peluquera hizo su propia interpretación y salí rubia platinada casi desde las raíces, no era lo que quería, pero me encantó. Lo que no me encantó fue cómo me quedó el pelo, por más de que recortaron las puntas feas, el resto había quedado notoriamente dañado, y ahí empezó mi lucha.

Lo primero que hice fue googlear qué se puede hacer, leí varios artículos con recomendaciones, reviews de productos mágicos, recetas caseras y mucho más!

Lo primero que aprendí es que no existen soluciones mágicas permanentes, una vez dañado el pelo no hay vuelta atrás. Según mi experiencia personal, podés mejorar el aspecto en general, pero jamás se puede volver a tenerlo igual que antes de una decoloración.

A continuación algunos tips que sí me funcionaron:

 

  1. Lavar menos el pelo: Por un lado, los shampoo deshidratan mucho el pelo, y por otro lado, tengo el pelo ondeado, y con las puntas secas queda con mucho volúmen, así que cada vez que lo lavo me tengo que hacer brushing. Y en el estado que tengo el pelo, brushing todos los días no es una opción.
    Para mantener mejor el pelo entre lavados empecé a usar shampoo en seco, que al principio lo rechazaba bastante, hasta que lo probé y me demostró que soy una prejuiciosa.
  2. Gotas a toda hora, hay que buscar la forma de hidratar el pelo y los óleos son una gran opción. Uno de mis favoritos es el óleo de argán de la línea Ever Sleek de L’Oreal, lo uso siempre con el pelo mojado luego de bañarme. Hay que tener cuidado de no pasarse de producto o no aplicarlo en las raíces para evitar que quede el pelo pesado y grasoso.
  3. Ampollas de reparación, pueden decirme old school pero sigo siendo fiel a las ampollas Bio Kur, tengo los mismos resultados (o mejores) que otras mucho más costosas. Dejan el pelo liviano y con un aspecto mucho más sano.
  4. Usar una misma línea de shampoo, crema de enjuague y baño de crema. Capaz que es bastante obvio para muchas, pero yo combinaba diferentes marcas a piacere, pero cuando empecé a usar una misma línea para todo me cambió el mundo.
    Esto lo descubrí con el shampoo y crema Ever Cream de L’Oreal, una de las tantas sin sulfatos que estuvieron promocionando hace un tiempo. El shampoo es mega cremoso y suave, y la crema es muy liviana, se complementan perfectamente.
    Otra línea que me funcionó muy bien y amé con locura, es la Pantene Expert Keratine Repair. Compré un try-it kit con tres botellitas de shampoo, crema y tratamiento de puntas, aplaudo esa iniciativa de empezar a traer kits para probar los productos antes de comprar los frascosa grandes. Esta línea es muy concentrada y esas botellitas me rindieron para un mes, más feliz imposible.
  5. El aire frío, mi nuevo mejor amigo. Si no me queda otra que hacerme un brushing, primero me seco el pelo con aire frío puede ser el secador o un ventilador (mucho más rápido y podés jugar a que estás en una sesión de fotos). De esta forma uso el aire caliente solo para darle forma al pelo, en vez de secarlo y darle forma después.
  6. Los baños de crema son para usar un ratito en la ducha, dormirse con la crema puesta no da mejores resultados, incluso puede llegar a causar el efecto contrario. Si los baños de crema funcionaran mejor así, las instrucciones lo dirían, por lo que no vale la pena dormir una noche con la cabeza mojada y fría.
  7. Todo junto. Para cuando tengo una ocasión especial uso todos los productos a la vez: shampoo, crema, baño de crema, óleo, reparador de puntas, ampolla, spry para el brushing y óleo nuevamente. Sé que suena exagerado, pero ahí te asegurás al menos un día o dos de pelo swoosh-swoosh divino, hasta que te lo laves nuevamente y vuelvas a 0.
  8. Constancia en el uso de productos, mi rutina periódica incluye un baño de crema semanal, óleo todos los días, una ampolla reparadora semanal y uso de shampoo/crema de buena calidad cada vez que me bañe. Con esto no reparo el pelo de forma permanente, pero lo protejo, evito que se siga dañando y queda con un aspecto más sano.
  9. Saber diferenciar entre los productos de tratamiento y cosméticos. Ese fue el gran tirón de orejas de la peluquera cuando le dije que estaba utilizando los productos del punto 4. Ayudan a levantar el aspecto general para un día puntual, pero no reparan profundamente el pelo, para eso hay que ir a los productos de salón, no hay vuelta.
    En ese sentido les puedo recomendar (para las rubias decoloradas como yo) Redken Blonde idol. Es una crema doble, en un mismo frasco vienen separadas el acondicionador y la crema decolorante, trae una ruedita que permite ajustar la cantidad de crema decolorante que sale. De esta forma se mantiene el rubio sin perder hidratación. Me deja el pelo di-vi-no.
  10. Revolviendo la alacena podemos encontrar buenos productos también 😉 al momento me tiré de todo en el pelo. Lo que me resultó mejor fue una máscara de aceite de oliva con miel y el aceite de coco. El huevo, no sé si le estoy errando yo, pero no me cambió mucho. Este tipo de cosas son divertidas para un fin de semana y dos por tres pruebo con cosas nuevas, eso sí, ¡tengan ojo con lo que hacen e investiguen previamente!

 

Por el momento no encontré ningún producto mágico que realmente solucione este problema. ¿Alguna de ustedes tiene alguna recomendación para este tema? Qué prefieren, mantenerse a productos o cortar?

¡Espero muy atenta a sus piques!

6 Comments

  • Hola! Llegue a su blog buscando blogs de belleza de Uruguay y me encantó su trabajo! En fin te escribo porque me sentí HIPER identificada con el asunto del pelo, la verdad a mi lo que me salvo de raparme es una crema que compre en Homeopatía Alemana para cabellos secos y dañados, es una maravilla!! Es un poco cara pero la verdad es que lo vale!
    Espero que te sirva mi consejo!
    Besos y las seguiré leyendo!

    • Muchas gracias por tu comentario, Cami 🙂
      Seguro lo voy a probar, dejé un poco de lado la decoloración pero las puntas siguen necesitando cariño.
      Cuando lo pruebe subo una review 🙂

  • MEDIA HORA ANTES DE BAÑARTE PONETE GOTAS EN EL PELO, UN POQUITO MÁS DE LO ACOSTUMBRADO. VAS A NOTAR QUE EL CHAMPÚ NO TE SECA TANTO LAS PUNTAS!! ; )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *