Labios rojos: un toque de glamour

Amo, amo, amo, amo usar los labios rojos, me recuerdan al galmour de Hollywood de los años 40. Son un clásico y bien usados levantan cualquier look.
Cada vez se usan más, pero no todas se juegan a usarlo, por lo que el objetivo de este post es animarlas a que usen un poco más de rojo en los labios 😉

Para empezar hay que tener claro que hay varios tipos de rojos y los voy a separar en cuatro grandes categorías para ejemplificar: anaranjados o cálidos, rosados o azulados (mis favoritos) y púrpuras.
Al igual que con las bases, hay que tener presente qué tono de piel tenemos para ver cuál rojo funciona mejor con nosotras.

Para las pieles cálidas, lo mejor es ir por rojos más anaranjados. Hay una gran variedad en estos tonos, son fáciles de usar y meten tremenda onda. Un gran ejemplo es el Lady Danger de MAC, el favorito de Shirley Manson la cantante de Garbage.

Los rojos rosados son fáciles de identificar, son aquellos rosados un poco más jugados. Los recomiendo para aquellas que todavía no se sienten cómodas con un rojo intenso y tienden a quedar bien con todos los tonos de piel. Un labial muuuy lindo en este tono es el Cherry Picking de Wet n Wild.

Tonos azulados, son los más intensos, por contraste hacen que los dientes parezcan más blancos, funcionan bien con los tonos de piel más fríos o neutrales. Para este tono, y solo porque es el que más me gusta, voy a recomendar tres que siempre me acompañan en la cartera (de más claro a más intenso): Siren in Scarlet de Maybelline, Red de Max Factor Giant Pen y el Russian Red de MAC. Siendo el de Maybelline y MAC con acabado matte y el de Max Factor brillante.

Por último los púrpura o más amarronados, gran tendencia gran para este otoño-invierno. Se usaron muchísimo en los 90 y volvieron con todo, por suerte! Los rojos más puros como el anaranjado o azulado me banco que me digan que no son para todo el día, pero este tono es para sacarse las ganas y usarlo de la noche a la mañana, y ahí sí no negocio.
Mi favorito en este tono es el Divine Wine de Maybelline. Y aquí mi saludo a Maybelline por el gran trabajo que hizo con sus Color Sensational Creamy Matte, divinos, super cómodos de usar y con una excelente duración.

No puedo cerrar este post sin mencionar al Ruby Woo de MAC, un verdadero ícono de los labiales rojos. Todavía no vi a nadie que le quedara mal este tono, se puede decir que es un true red. Básicamente el rojo más rojo que hay.
Los labiales rojos los prefiero en matte, pero siempre se puede empezar con balms o brillos, como para ir escalando de a poco a tonos más intensos. Ahora, por favor, ¿podrían usar un labial rojo? Les va a encantar, se los aseguro. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *