Colourpop Gone Coastal Lippie Stix

Las que son unas verdaderas beauty geeks habrán sentido nombrar la marca ColourPop. Se trata de una marca indie de cosméticos que solamente se puede comprar online en Estados Unidos. Tuvimos la suerte de conseguir un dealer que nos trajera un pequeño pedido.

Lo que nos convoca en el día de hoy es el set Gone Coastal de Lippie Stix. Los lippe stix son un híbrido entre un lápiz de labios convencional y un crayon o chubby stick. Son más finos que los crayones y su textura es idéntica a un labial. Tienen varias fórmulas, mates, satines, sheer y glossy.

Este pack incluye 6 colores sheer. Cada lippie por separado cuesta 5 dólares (una ganga!) y este set de 6 me costó algo así como 25 (o sea, uno de regalo).

Viene en una preciosa cajita con un diseño holográfico (todas las cosas lindas siempre suman) y adentro trae un espejito, lo cual está bueno pero no sé cuanta utilidad puede llegar a tener.

 

En cuanto a la fórmula quiero decir que sheer las tarlipes, son bastante opacos, con un par de pasadas los colores más fuertes quedan con la intensidad de un labial. Son bien brillosos y cómodos como un bálsamo. La forma del packaging ayuda a que lo podamos aplicar de manera bien cómoda y nunca pierden la forma.

Amor, amor, amor…

Empecemos por los colores, de más nude a oscuro.

 

Kiddo:

Lo describen como un “color topo cálido”, ni idea que significaría eso pero yo digo que es un nude, una mezcla entre amarronado y rosa, hermosísimo. Es como un “my lips but better”, para todos los días.

 


 

 

Safari:

Lo describen como un “naranja vibrante” y es un color que realmente me sorprendió. Creo que a muy pocas personas les atrae ponerse un “naranja vibrante” pero yo lo describiría como un coral más bien rojizo. Es cálido pero queda muy lindo, si no se te va la mano puede quedar sutil.

 


 

Peacocky:

Lo describen como un “rojo con subtono azul” y eso es exactamente lo que es. Es como un color cereza, de los más pigmentados. Hermosísimo pero no tan sutil como para todos los días.

 


 

BYOB:

Lo describen como un “rosa neón con subtono azul”. Con esa descripción creo que jamás lo hubiera probado pero es otro de los que más me sorprendió. Queda muy lindo y si bien es muy pigmentado no es tan neón como esperaba. Es de los más opacos pero si le damos suave también podemos usarlo en el día a día. Y me devané los sesos(?) pensando que significaría ese nombre y llegué a la conclusión que debe ser “be your own boss”. No lo busqué en internet y si me equivoco no me corrijan porque me sentí muy inteligente al haberme dado cuenta.

Mejor sigamos…

 

 

Whip:

Lo describen como un “vívido violeta azulado”. Precioso, pero yo con los violetas parezco la hermana pastabasera de Barney. Pasará a ser de mi fellow geek que encara con esos colores.

 


 

 

Tiger:

Lo describen como un “color vino/ciruela intenso”. Y bueno es eso, o el color de la cherry coke, ponele. Otro de los pigmentados, imposible usarlo sheer. Es bello, bello, para las más atrevidas.

 


 

 

Como verán todos los colores son pigmentados, unos más que otros, y la mayoría dejan un “manchado” en los labios aún cuando se fue gastando. Como dije son muy cómodos, alisan los labios y los hidratan. No tengo ni una sola queja.

Tienen como un aroma a manzana acaramelada, de nuevo, en algunos más que en otros, pero después de aplicado ni lo sentís.

Que decir? Ojalá pudiéramos acceder a estos productos en Uruguay porque me enamoré de la marca MAL. El precio, el packaging, la calidad, todo es genial.

Y mas allá de mirar los nuevos lanzamientos de Colourpop con la nariz contra el vidrio esperemos que más marcas saquen su versión de estos lippie stix porque son lo más grande que hay.

Colourpop: llamame más temprano bebé

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *