Favoritos agosto 2018

¡Cómo se va el año! Lo que significa que pronto viene el verano <3 no sé uds pero yo casi saco el pareo después de este domingo. Pero hoy no estamos para discutir sobre el tiempo, sino lo que estuvo sobre mi cara durante el mes de julio. Una mezcla perfecta entre productos nuevos y más viejitos que me hicieron brillar todos los días. Les cuento…

Mi rutina a prueba de balas

No voy a entrar en mucho detalle porque la semana pasada subí esta nota, con la rutina que me resetea la piel y me la deja divina. Venía de probar mucha cosa nueva, necesitaba volver a los básicos y recordé por qué amo tanto cada uno de estos productos 🙂

Crazy in love de esta rutina, nivel: Beyonce

En la piel

Como tengo la piel mucho mejor, no estoy usando base.

Jonathan <3 quiero ser su amiga.

Eso sí, si no están los granos en el mentón, están las marquitas que dejan. Obvio, pero sobre eso uso unos toques de Age rewind de Maybelline (notita por aquí) y quedo pron-ta.
Luego, para darle un toque de color a la cara, un oldie but goodie: Master bronze de Maybelline, agh, amo esa paleta. Sé que no es muy amada, pero siempre es justo lo que necesito. Un poquito de contour por aquí, unos golpecitos con brocha grande con el bronzer y mejora todo un 100%.

Cejas

Bueno, ahora es cuando me voy al carajo. Ya que estoy haciendo una piel muy fresca, todo muy no-makeup makeup, en las cejas me saco las ganas. Creo que son el compañero perfecto, casi obligatorio de este tipo de maquillaje. Son como la cereza del postre, el ketchup de las papas, la coca zero del fernet (es con coca zero, no se discute), en fin, me entienden.

Arranco con el Brow sharper de Max Factor, en un principio no me gustaba, sentía que era un poco claro y casi sin pigmento. El cepillito siempre lo amé, me parece la herramienta perfecta para ayudar a moldear las cejas y blendear. Hace poco volví a darle una segunda chance a la parte del lápiz y ya se me terminó 🙁
Lo utilizo para dar forma base y rellenar un poco.

4 productos y 1 pincel, todos los días.

Después con el Monsieur Big Brow de Lancôme (más info acá) y con el Brow & Eyeliner Brush de LAB² (pueden encontrarla en Espacio Glam), me termino de rellenar y dejar las cejas más perfectas del universo y el mundo mundial.

Después, cuando está todo perfecto, para que no se mueva ni un pelito y dar un poco más de efecto “feather”, recurro a esta joyita de la que hablamos (aquí) en el 2016: Brow Stylist Plumper de L’Oreal.
Ahí quedan mis cejas selladas por el resto del día, perfectas, inmóviles.

Y por último, pero no menos importante. Para dejarlas juuuust perfect, limpio los bordes con el corrector/iluminador Magic Lumi de L’Oreal. Sí, también hay nota aquí

Estoy re infomercial: haga click aquí, aquí y aquí.

That glow tho

Obvio que toda piel natural tiene un brillo naturalmente antinatural (una remera que diga eso, por favor!). Y es por eso que les presento el combo que me hace brillar divinamente por horas y horas (una vez conté 12hs con humedad al 1000%).

La paleta Glow For It de Lancôme que hace poco vino a Uruguay. Tiene sus mañas para usarse, pero bien usada es lo más. Básicamente, nada de pinceles fluffy con esta paleta, tenés que usar pinceles mega densos, dedos o una esponja. Con el pincel rompés el pan y explota en mucho glitter, y lo único que se transfiere a la piel es el glitter, big no-no. Con el dedo levantás todos esos suaves y cremosos pigmentos que tiene. Yo uso el color más oscuro de base y arriba, en el centro del oscuro el más claro. Aghhh, amo.

El premio a los peores swatches de la historia se lo lleva esta foto.

Para sellarlo y que quede glowing for days el Fix+ de MAC, en su presentación tradicional (comparación con la presentación matte aquí). Pero no sin antes usar un poco del color del medio, que ese sí es bien glitteroso,  en el párpado con unos golpecitos y el clarito abajo del arco de la ceja.

Ahí si, piel perfecta y divina. Lo mejor es que puedo llevar el Age rewind en la cartera para retocar un poco cuando es necesario.

Black Food MG: Gel Eye Zone Mask de Purederm

Alto nombrete, eh? Nada, hace poco tuve una semana larguísima de como tres semanas (no les pasa eso?) Incluido un día que me levanté con una tortícolis que asustaba y hacía reír por igual a todos los que me veían. Ese día terminó con un matacaballo intravenoso y a seguir con la eterna semana que a esa altura parecían años. Un sábado me levanté, me miré al espejo y fue, WOW! ese mismo día tenía que sacarme fotos para el después del Booster Liftactiv de Vichy (adivinen dónde ven la nota…aquí!). Así que recurrí a esta mascarilla para bajar un poco las bolsas y la cara de matada en general. Si vieron las historias, me vieron con un look horrendo, despeinada, pero al sacar esta mascarilla fue todo…

No sé si rinde tanto para tratar a las ojeras que sieempre están (porque ya me veo venir las preguntas). Pero para dar un punch pum para arriba un día, tipo antes de un evento, sí, segurisisisisimo. O como para relajarse y refrescar la zona también. Esta mascarilla en vez de ser de telita es en gel y mega hidrata la zona. Pro-tip (para cuando no haga taaanto frío) ponerla unos minutos en la heladera antes de usarla, brrr!! Para conocer más mascarillas vayan a este enlace (es el penúltimo, lo prometo) que Lu hizo tremenda nota hace poco.

Y ahí tienen, los favoritos -un tanto diferentes- del mes pasado. Pero, sinceramente, entre la rutina y este maquillaje básicamente no usé muchos más productos.

Ah! El random del mes es el pack de 4 canastos que compré en Sodimac a $219, compré dos sets y ya necesito ir a comprar más. Estoy poniendo todo en esos canastos, en cualquier momento le doy la comida a Cookie ahí. Pueden comprarlo online aquí (pero guarden alguno bo! que quiero alguno más).

Y muchas gracias por su visita, vuelvan pronto! (el jueves para ser exactas).

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *