Hacé tu propio iluminador

Dicen que los mejores descubrimientos fueron por accidente, bah, no sé si dicen eso, pero me suena a que sí. En fin, me rinde para empezar este post, hagamos como que sí, dale? 😉
Resulta que hace un tiempo compré un iluminador de Forever 21, compré ropa online y mandé ese iluminador de canuto y llegó sin drama, hasta que llegó a mis manos y a los pocos días lo estrellé contra el piso. No me preocupé mucho porque el blanco era muy blanco, el dorado recontra dorado y adivinen qué? sí, el rosado demasiado rosado. Podría haber aplicado el truquito del alcohol, pero era demasiado esfuerzo para tratar de mantener la forma original, así que ahí quedó, muriéndose del embole en mi caja de cosméticos.

iluminadorf21

Ayer, en mi ronda de actualización de youtubers, vi a que grav3yardgirl hizo un DIY del Pizza highlighter del que tanto se está hablando ahora. Completamente inspirada, me levanté del sillón y decidí recuperar ese iluminador -en forma normal, nada de pizza que no sea comestible para mi-.
Sepan disculpar las fotos, cuando arranqué a hacerlo pensé que no iba a funcionar así que ni me gasté en sacar buenas fotos o todas con el mismo fondo.
Básicamente lo que hice fue romper todo el iluminador para mezclar los colores a ver qué salía, ya que los tres colores originales no me gustaban. Al romperlo quedaron varios pedazos grandes, así agarré una bolita de té y la utilicé como tamizador. Pasé el iluminador 3 veces por ese tamiz del subdesarrollo hasta que quedó un polvo bien fino.

tamiz

Entre tamizada y tamizada saqué bastantes pedacitos duros que correspondían al iluminador blanco que era el color que provocaba más caídas al aplicarlo, y sospeché que gran parte de la culpa era que no usaron una bolita de té al hacerlo como yo (?).
Después pasé al alcohol, y obviamente me pasé de mano con el alcohol, quién iba a decirlo? 😁 lo que provocó que al colocarlo en el estuche se desparrame de más, pero como el alcohol no se fusiona con el polvo este, solo sequé el nuevo iluminador apretándolo un poquito con unas toallas de cocina y ta.
Cuando estuvo un poquito más seco le presioné una tapita de lentes de contacto para dejarle una marquita de corazón, porque obvio que mi nueva línea de iluminadores tenía que tener un diseño en el producto, darling! ✪

swatch

Como verán, el color final ni cerca del polvo tirando a lavanda que tenía, pero justo estaba buscando un rubor más peachy, pero con menos brillo, no sé, lo utilizaré en verano para ser una bronzed goddess.
En fin, a lo que voy es que jugando un poco pude hacer un producto recontra usable, así que si tienen un par de rubores, iluminadores o incluso sombras que no usan, se animen a combinar y jugar. Teniendo en cuenta que recién ven el color final con el producto húmedo, hagan varios polvillos de lo que quieren usar, y para mezclar el color final lo hagan ya con el alcohol.

Volviendo a los descubrimientos por accidente, me rerere copé con esto de mezclar mis propios rubores, sombras, etc, especialmente darle una segunda oportunidad a esos productos que tengo olvidados y abandonados en el fondo del cajón, tiembla Jeffree Star  😂

JS

2 Comments

  • Hola! Vengo pila de meses más tarde a esta nota porque me colgué leyendo entradas antiguas, jaja. Pero me dieron ganas de comentar acá porque justo hace un par de semanas hice lo mismo (excepto lo de la bolita de té, ojalá hubiera leído esto en ese entonces) con un rainbow highlighter de wet n wild que se me hizo pedazos. Noté que los colores que predominaron en toda la mezcla fueron el celeste (ahora hiper turquesa) y el verde. Como iluminador con ese color así y tan fuerte jamás lo voy a usar, pero quizás sea entretenido usarlo como una sombra bastante shimmer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *