La santísima trinidad del cuidado de la piel

A todas nos llega ese momento en la vida en que decimos: “debería ponerme alguna cremita en la cara, no?”, vas a la farmacia y ves que hay millones de tipos de productos y ahí es donde te das cuenta que no tenés ni idea por donde empezar.

Este artículo te va a dar las nociones básicas.

Más allá del maquillaje que uses si tu piel se ve bien, todo se va a ver mejor.
Así que no importa tu edad ni tu tipo de piel hay 3 pasos que tenés que seguir todos los días, 2 veces por día, religiosamente.

1. Limpieza

Ya sea de mañana o de noche es importantísimo limpiar la piel, de esta forma nos aseguramos que no se acumule cebo e impurezas en los poros que luego pueden llevar a acné o puntos negros. También es muy importante sacarse todo el maquillaje antes de dormir para que nuestra piel pueda “respirar” mientras descansamos.
En el mercado existe un sinfín de productos limpiadores: geles, cremas, espumas… Elegir el más adecuado para vos va a depender de tu tipo de piel, y las necesidades de la misma.
Obviamente, también tiene que ser un producto que te quede cómodo de usar ya que a veces estamos cansadas o apuradas y nos da mucha pereza hacerlo.

2. Protector solar

Más vale prevenir que curar. El anti-arrugas número uno por excelencia es el protector solar. Hay que aplicar protector solar en la cara y el cuello todos los días del año. No importa si llueve o hace frío, el daño por exposición solar le llega igual a tu piel. Y éste es un daño acumulativo, probablemente te des cuenta del mismo dentro de varios años cuando ya no haya crema anti-arrugas que pueda repararlo.
Lo recomendable es usar mínimo un factor 15 en invierno y un factor 30 en verano, pero si te exponés al sol en un horario no recomendado (11am-4pm) usá un factor más alto.
Hay protectores para todo tipo de piel, (incluso la grasa!), que no van a interferir con tu maquillaje ni se va a notar que los usás.
Este paso, claro está, es exclusivo de la rutina matutina.

3. Hidratación/ Nutrición

Aplicar un hidratante le devuelve a tu piel los elementos que necesita para estar saludable. Existen muchos tipos, para todo tipo de problemática. De nuevo, vas a tener que elegir uno acorde a tu tipo de piel.
Si sos una persona un poco vaga, como yo, existen hidratantes que ya vienen con protección solar y nos ahorramos un pasito en la rutina matutina.
También están las llamadas BB Cream, que son cremas que aparte de brindar beneficios para piel tienen un tinte que nos ayudan a corregir imperfecciones menores, todo en uno!.
Para la noche siempre es bueno usar una crema más pesadita, que te de más nutrición mientras tu piel descansa.

Aparte de éstos existen un sinfín de productos adicionales que se pueden utilizar pero la idea de este post es simplificar al máximo la rutina.

Respetan su rutina de cuidado de la piel? Dejennos sus comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *